domingo, 16 de mayo de 2010

Trucos para maquina tragamonedas , como engañar

La mayoría de las trampas que se han perpetuado en máquinas tragamonedas nunca han sido duplicadas. Lograr manipular a una tragamonedas casi siempre requiere que se conozca gente dentro del casino o del establecimiento, o tener herramientas especiales para alterar la mecánica de la máquina.

Algunos de los intentos más obvios para timar a un casino, son grabados en video o requieren de actividad física fácilmente detectable para los guardias. Hay otros trucos que no pueden ser observados, pero si alguien empieza a ganar y va en contra de la programación de la máquina el personal de seguridad empieza a sospechar.

Las máquinas tragamonedas están diseñadas para responder a series muy complejas e intrincadas de cálculos numéricos que siempre son al azar. Los chips electrónicos utilizan muchas leyes para asegurarse que el resultado es siempre un producto del azar y no de cálculo predecible, como pasa con algunas de las trampas hechas en juegos de baraja y que cuentan las cartas. Las tragamonedas no utilizan estos principios de probabilidad.

Las máquinas están diseñadas, en algunos lugares esto es incluso un requisito legal, para funcionar en cada juego como si fuera un juego independiente, sin considerar la cantidad de la apuesta, las veces que haya otorgado premios o las veces que haya perdido. Una tragamonedas, en este sentido, no tiene memoria, ni responde a consideraciones externas, todo tiene que ver con su mecanismo. Así que la única forma de “engañar” a una máquina es por métodos 100% ilegales.

Uno de los trucos más comunes ha sido tratar de engañar a la máquina para que considere cierta ficha falsa como legítima y, así, se active sin costo para el jugador. Como se puede ver, esta fechoría es a todas luces ilegal, y no manipula los procesos internos de la tragamonedas, más bien los activa de manera gratuita. Sin embargo, los casinos están conscientes de esto y han diseñado sus propias fichas para tratar de contrarrestar este posible timo, aún así, por cada nuevo avance en la tecnología de los casinos existe alguien que idea una forma de engañar al sistema de manera ilegal.

Las máquinas tragamonedas parecen representar una barrera para todas aquellas personas que pretenden ganar haciendo cálculos muy avanzados de probabilidad, ya que, debido a su programación o mecanismo interno, nadie puede saber cuál será el resultado de jalar la palanca o de presionar un botón. Cada juego es un algo nuevo y completamente dependiente de la suerte, es por eso que las máquinas tragamonedas son tan populares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada